Curiosidades·Historias·Internacional

Te regalo un Viernes 13


Mi agenda marca Viernes 13, y no puedo evitar recordar aquella saga de películas de terror que se convirtió, si no en un clásico, al menos en parte inevitable de la vida de los adolescentes que hoy son mis colegas, cuando ver esos filmes resultaba una prueba irrefutable de “valor y madurez”.
Así quedó marcado para muchos cubanos el miedo al viernes 13 y a su mala suerte, a pesar de que por zona geográfica nos tocaba la tradición del martes 13. Pero la influencia cultural anglosajona es como es y los latinoamericanos nos hemos ido olvidando del “Martes 13, ni te cases, ni te embarques”, para asumir identidades ajenas.
Diferentes bibliografías relacionan la mala fortuna de los viernes 13 con fatídicos acontecimientos relativos a la fe cristiana. Sin embargo, el misticismo de esos días se pierde en las raíces de diferentes civilizaciones.
Las leyendas nórdicas hablan de 13 espíritus del mal. Particularmente los vikingos creían que Loki era el 13er dios. (Esto se “cristianizó” posteriormente al afirmar que Satán era el 13er ángel.)Los egipcios consideraban a la muerte como la 13era fase del ciclo de la vida, y para ellos significaba la vida que continuaba después de que el cuerpo fallecía.
Por otra parte, el Código de Hammurabi, que data aproximadamente del año 1686 a.C., omitió el número 13 en su lista numerada.En las cartas del Tarot, este número hace referencia a la muerte, aunque la baraja también representa la transformación, el cambio necesario.
La Biblia ubicó en el Capítulo 13 del Apocalipsis la llegada del Anticristo y la Bestia. En la última cena de Jesucristo los discípulos eran 13, mientras que el día de lacrucifixión fue viernes.
El viernes 13 de octubre de 1307 la orden de los Caballeros Templarios fue condenada por la Santa Inquisición y muchos nobles guerreros lanzaron maldiciones a la suerte de sus traidores. Ese mismo día, Jacques de Molay, último gran maestre de los Templarios, estando en la hoguera, convocó ante el tribunal de Dios al rey Felipe IV de Franciay al Papa Clemente V, autores de aquella matanza. Ambos murieron en el período de un año.
Hoy los edificios se elevan hasta las nubes, pero muchos evitan marcar a un piso con el 13 y prefieren usar la secuencia 12A -12B-14.Las filas de los aviones no cuentan 13, las ciudades se saltan las 13mas avenidas, los competidores y deportistas rehúsan la etiqueta con el 13.
El miedo a los viernes 13, conocido como collafobia o friggaatriscaidecafobia, se ha expandido hasta la vida moderna, y entre inteligencia artificial y nanorobots dentro del cuerpo humano, un poco de superstición nos recuerda cuánto queda del Neandertal.

Anuncios

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s