Cultura·Historias·Internacional

El Gótico: luz en la historia artística europea


El Gótico fue un estilo artístico desarrollado en Europa occidental aproximadamente entre el siglo XII y las primeras décadas del XVI,es decir, durante los últimos siglos de la Edad Media. El arte románico[1] fue su precedente, mientras que la implantación del Renacimiento[2]determinó su decadencia. Abarcó la arquitectura civil y religiosa, la escultura, las vidrieras, la pintura mural y sobre tabla, los manuscritos miniados y las diversas artes decorativas.

Surgió en el norte de Francia y se expandió por todo Occidente. Según los países y las regiones se desarrolló en distintos momentos cronológicos, ofreciendo diferenciaciones profundas: más puro en Francia (siendo bien distinto el de París y el de Provenza), más horizontal y cercano a la tradición clásica en Italia (aunque al norte se acoge uno de los ejemplos más paradigmáticos, como la catedral de Milán), con peculiaridades locales en Flandes, Alemania, Inglaterra, Castilla y Aragón.

El momento histórico determinó las características que asumiría este movimiento artístico, pues coincidió en el tiempo con la plenitud y la crisis de la Edad Media.

La Plenitud del Medievo en Europa ocupó los siglos XI al XIII, también conocido como el comienzo de la Baja Edad Media. La denominación está inspiradaen el desarrollo demográfico, económico, social y cultural del continente en ese período, coincidente con un clima bonancible que permitía cultivar vides en Inglaterra.

A partir del año mil se había terminado la Edad Oscura de las invasiones de la Alta Edad Media: húngaros y normandos estaban ya asentados e integrados en la cristiandad latina. La Europa de la Plena Edad Media fue expansiva en el terreno militar: las cruzadas en el Próximo Oriente y el avance de los reinos cristianos en España amenazaban con reducir el espacio islámico a la ribera sur de la cuenca del Mediterráneo y el interior de Asia.El modo de producción feudal se desarrollaba sin encontrar límites a su extensión. Las ciudades y la burguesía crecían con el aumento de la demanda de productos artesanales y del comercio a larga distancia.

El arte románico y el primer gótico eran protegidos por las órdenes religiosas y el clero secular. Europa se llenóde monasterios. Nacieron las Universidades (Bolonia, Sorbona, Oxford, Cambridge, Salamanca, Coímbra). La escolástica llegó a su cumbre con Tomás de Aquino. El derecho romano empezó a influir en los reyes, que se veían a sí mismos como emperadores en su reino.Los conflictos crecieron a la par que la sociedad: herejías, revueltas campesinas y urbanas. La salvaje represión de todas ellas y las guerras feudales fueron constantes.

Pero en el siglo XIV irrumpiría una crisis que transformaría este período de bonanza. Una crisis climáticadebido a la disminución de las temperaturas; la Gran Hambruna de 1315-1317; la terrible crisis demográfica vinculada a la Peste Negra de 1348 y otras epidemias; conflictos militares como la Guerra de los Cien Años; el aumento del poder de los reyes en Europa Occidental, que superó el concepto de monarquía feudal y avanzó en la conformación de las monarquías autoritarias; el Cisma de Occidente; la crisis de la escolástica y otros elementos caracterizaron la época.

Estosaspectos se han interpretadocomo el comienzo de la transición del feudalismo al capitalismo que se produce desde finales de la Edad Media. Además, las alteraciones de los precios de mercado de los productos cambió la forma de percibir las relaciones económicas: los salarios crecían al tiempo que las rentas feudales pasaron a ser inseguras. El negocio lanero produjo alianzas internacionales. En las instituciones del clero se fue abriendo un abismo entre el alto clero de obispos, canónigos y abades y los curas de parroquias pobres.

En las ciudades, la alta burguesía y la baja burguesía vivían un proceso de separación de fortunas, queabrió la posibilidad de que la condición social dependa más de la capacidad económica que del origen familiar. Los centros de poder se desplazan hacia los nuevos burgos. En cuanto a la religión, la mentalidad teocéntrica lentamente daba paso a una nueva antropocéntrica, en un proceso que culminaría con el humanismo del siglo XV.En este período se produjo la evolución del arte gótico puro al gótico flamígero en la mayor parte de Europa Occidental y, simultáneamente, en Italia.

 

En su época, al movimiento gótico se solía denominar como “opus francigenum” (estilo francés), por referencia al origen de la innovación. El término «gótico» no apareció en el escenario artístico hasta el Renacimiento. Fue utilizado por primera vez por el tratadista florentino Giorgio Vasari (1511–1574), quien en su famosa obra de biografías de pintores toscanos, incluyó varios capítulos sobre el arte en la Edad Media. En sentido peyorativo usó este término para denominar la arquitectura anterior al Renacimiento, propia de los bárbaros o godos, cuyos componentes le parecían confusos, desordenados y poco dignos, por contraste a la perfección y racionalidad del arte clásico.

Al comparar el arte gótico con su antecesor,el románico (que reflejaba una sociedad rural de guerreros y campesinos), el gótico coincidió con el máximo desarrollo de la cultura urbana.Frente a las pequeñas y oscuras iglesias rurales del románico, el gótico elevó prodigiosas catedrales llenas de luz, desarrolló una importante arquitectura civil e independizó a las otras artes plásticas (pintura y escultura) de su subordinación al soporte arquitectónico.

No obstante, hubo muchos elementos de continuidad: el predominio de la inspiración religiosa en el arte fue indiscutido; el monasterio como institución apenas varía excepto en detalles formales y de adaptación a nuevos requerimientos; la misma planta de las iglesias sigue siendo predominantemente la cruz latina con cabecera en ábside orientada al este, aunque se complicara o cambiara (plantas basilicales, colocación del transepto en el centro, complicación de naves, capillas y girolas). Sin duda el principal elemento de continuidad fue la concepción intemporal de la obra: en la mayor parte de las construcciones los estilos se sucedieron al ritmo de los siglos, sabiendo los contemporáneos que hacían una obra que ellos no verían terminada, ni quizá sus hijos o nietos.

El estilo gótico encontró su gran medio de expresión en la arquitectura, especialmente en el terreno de la arquitectura religiosa.Tuvo su cumbre en la construcción de grandes catedrales, secular tarea en que competían las ciudades rivales; aunque también tuvieron importancia la arquitectura civil (palacios, lonjas comerciales, ayuntamientos, universidades, hospitales y viviendas particulares de la nueva burguesía urbana) y la arquitectura militar (castillos y murallas urbanas).El primer monumento de este movimiento fue la basílica de la abadía real de Saint-Denis o San Dionisio[3].

En el primer gótico se mantuvo una estructura de proporcionalidad clásica en las fachadas, propia del románico, que se puede observar en la catedral de Notre Dame de París, que más adelante se perdió en beneficio de efectos mucho más verticales.Al comenzar el siglo XIII apareció el gótico clásico, que llevó a la perfección este estilo. En los inicios del siglo XIV la arquitectura aumenta su esbeltez, tiende a la estilización, iniciándose la independización de la pintura y escultura. A partir de la mitad del siglo XV, comienza el denominado gótico tardío, su fase más adornada, con una creciente riqueza decorativa.

La arquitectura gótica puso especial énfasis en la ligereza estructural y la iluminación de las naves del interior de los edificios. Los dos elementos estructurales básicos de la arquitectura gótica fueron el arco apuntado u ojival y la bóveda de crucería.

El arco ojival, a diferencia del arco de medio puntodel estilo románico, era más esbelto y ligero por transmitir menores tensiones laterales, permitiendo adoptar formas más flexibles.Gracias a su verticalidad las presiones laterales eran menores que en el arco de medio punto, permitiendo salvar mayores espacios.

La bóveda de crucería, conformada por arcos apuntados, a modo de esqueleto, era más ligera que cualquier otro tipo de bóveda construida hasta esa fecha. La utilización de ese tipo de arco formando un esqueleto tridimensional unitario reflejó el alto conocimiento técnico que alcanzaron los constructores de catedrales.En el transcurso del gótico, la bóveda de crucería fue adquiriendo una mayor complejidad estructural y decorativa, desde la simple o cuatripartita hasta llegar a las bóvedas de abanico.

Para soportar el empuje del peso de las bóvedas, los arquitectos góticos idearon los contrafuertes con arbotantes. Los contrafuertes se separaron de la pared, recayendo el empuje sobre ellos por medio de un arco de transmisión denominado arco arbotante. Los arbotantes también cumplieron la misión de albergar los canales por donde descendían las aguas de los tejados y evitar así que resbalaran por las fachadas.Los botareles y demás contrafuertes se decoraron, montando pináculos sobre ellos para que tuvieran más peso y resistencia, logrando así con estos remates el doble fin constructivo y estético.

La reducción de la estructura sustentante al mínimo imprescindible permitió abrir grandes huecos en los muros de las fachadas, en los que se colocaronamplias ventanas y rosetones[4]que dejaban paso a la luz.Estos solían cerrarse con magníficos vitrales polícromos e historiados donde se ejercitaba el arte pictórico monumental yque decoraban la fachada, las paredes y el ábside.

Al rosetón se le ha atribuido un doble simbolismo: uno mariano, por la apariencia de la estructura de una rosa; otro que sugiere a Cristo, como remedo de los rayos del sol. Con este el interior de las iglesias se llenó de luz. Era una luz transfigurada y coloreada mediante el juego de las vidrieras y los rosetones pintados, que trasformaba el espacio en irreal y simbólico. El color alcanzó una importancia crucial.

En las puertas y la fachada despliegó el arte gótico toda su magnificencia y su concepción teológica. La portada gótica tenía forma abocinada,múltiples arquivoltas y un elevado gabletecolocado encima de la puerta.Las portadas más suntuosas llevaron imágenes de apóstoles y de otros santos bajo doseletes entre las columnillas.

La ornamentación gótica se fundó en la construcción y sirvió para acentuar los elementos de esta.La parte más novedosa en cuanto a la decoración provino de la flora y fauna local: el trébol, la hiedra retorcida, los brotes de vid, las hojas de roble o de encina se encaramaban por los arcos y las agujas de los edificios góticos. Reprodujo también pájaros y hasta seres fantásticos, monstruos que unas veces estaban derechos como guardianes en los alto de balaustradas y otras agazapados, condenados a servir de gárgolas para arrojar el agua de las lluvias recogidas en los tejados.

Las empinadas torres, con sus atrevidas flechas que guardaban los costados de la fachada; los pináculos y doseletes que animaban el contrafuerte; las estatuas y relieves que poblaban las entradas y los tímpanos:todo contribuía a causar la impresión de una religiosidad sublime.

En el caso de la escultura gótica, estaba muy relacionada con la arquitectura y aparecía en casi todos los edificios. Las tallas en piedra se usaron para la decoración, además de cumplir la función evangelizadora (el catecismo de los analfabetos, la inmensa mayoría de la población) pero cada vez se emancipaban más (paso del relieve al bulto redondo). La esculturaafloró en las portadas y hastíales, en claustros, en capillas en retablos, sepulcros e imágenes exentas.Las figuras más destacadas eran las estatuas colosales de las jambas (pilastras laterales) de las portadas y las de los parteluces de los vanos de entrada. Recibían el nombre de estatuas-columna por estar adosadas a estos soportes.

Se recuperaron las proporciones de la escultura, que dependieron entonces del cuerpo humano. O sea, las formas adquirieron dinamismo, movimiento y expresividad. Se caracterizó por la humanización de los temas representados. Se manifestó un progresivo naturalismo y un acercamiento cada vez mayor a la realidad. Los ropajes dejaronapreciar la estructura del cuerpo.El rostro de las figuras tomó formas triangulares, con el mentón destacado, ojos almendrados y una marcada sonrisa.

La escultura gótica no desdeñó las imágenes religiosas; al contrario. Pero la representación de las escenas se hacía desde una perspectiva más humana, con el fin de acercarla a la experiencia vital de cada fiel: desde el Nacimiento hasta la Crucifixión de Cristo se reflejaban sentimientos y emociones. El Cristo crucificado perdió la rigidez y se representó un cuerpo más pesado y que sufre. La representación de la Virgen María, sola o con el niño, se hizo más femenina y maternal.

Las técnicas de tallado de madera se sofisticaron cada vez más, llegando a su máximo esplendor en la integración del color y el diseño arquitectónico de complejísimos retablos. Estos eran una nueva forma de contar, prefiriendo representar de un modo narrativo y naturalista (incluso anecdótico) cada una de las escenas.

El relieve alcanzó gran desarrollo en dichos retablos, en las sillerías de coro y en los sepulcros de grandes personajes. Los monumentos funerarios mostraban la progresiva importancia que iba adquiriendo el hombre, frente a la exclusividad de las representaciones religiosas en el período anterior. El individualismo, la perpetuación del nombre son conceptos precedentes al Renacimiento.

Un estilo de pintura que pueda llamarse «gótico» no apareció hasta alrededor de 1200. En el gótico se solía aumentar el realismo y naturalismo, aproximándose a la imitación a la naturaleza que sería el ideal del renacimiento, incluyendo la representación de paisajes, que, no obstante, fue poco usual.

Se representabaa los personajes religiosos (los santos, los ángeles, la Virgen María, Cristo) en un plano más humano que divino, dejándoles demostrar emociones (placer, dolor, ternura, enojo), rompiendo el hieratismo y formalismo románico.

El artista gótico buscó su inspiración en la vida. Había mucho sentimiento en las obras. Paralelamente, la cultura burguesa demandaba una nueva elegancia dentro del arte. Hubo más detalles narrativos, más frescura, color, luminosidad, que se lograron con técnicas más refinadas. También se produjeron lentos avances en el uso de la perspectiva y de otras cuestiones en cuanto al tratamiento de los soportes, los pigmentos y los aglutinantes.

La pintura se practicaba en cuatro técnicas principales: pintura mural, vidrieras, pintura sobre tabla y miniaturas.La pintura mural o frescos fue empleada como el principal medio para la narración pictórica en las paredes de las iglesias en el Sur de Europa.Las vidrieras, tipo de muro translúcido, fueron el primer espacio donde se desarrollaron las artes del dibujo y del color en el Gótico y revelan el componente irrealista y artificial de este estilo; los colores de los vitrales eran vivos y saturados, el plomo delimitaba las formas, las cuales eran vistas a través de la irradiación luminosa de la vidriera; ello condujo a la tendencia de descomponer la vidriera en medallones, nichos u otro tipo de compartimentos.

Por otra parte, la pintura sobre tabla -retablos, tablas pintadas que formaban los frontales o los laterales de los altares y en muros de las capillas laterales- se ejecutaba al temple, que usaba como aglutinante el huevo o la cola obtenida de los huesos de animales. Fue novedad de la última fase del gótico el cambiar ese aglutinante por aceite, dando así lugar a la pintura al óleo. El óleo sobre lienzo no se hizo popular hasta los siglos XV y XVI y fue el punto de partida del arte renacentista.

Por último, las miniaturas consistían en pequeñas composiciones: pinturas o dibujos de figuras enmarcadas en las letras iniciales o en diversos compartimentos como medallones, arabescos, etc. Se llamaban miniaturas porque se realizaban con minio u óxido de hierro, mezclado con colorantes naturales.

La pintura creó corrientes muy diversas, entre las que destacaron el estilo franco-gótico, el italo-gótico, el flamenco y una mezcla de los tres primeros que se conoce con el nombre de góticointernacional.

La fuerza del estilo gótico permaneció latente en las magníficas construcciones admiradas durante cientos de años.Tanto es así, que en el siglo XIX el entusiasmo romántico por lo medieval (como reacción frente al neoclasicismo academicista) y el historicismo, llevaron a cabo amplias restauraciones de edificios medievales, llegándose a establecer el estilo neogótico, arquitectura realizada a imitación de la gótica medieval. Se soñaba a partir de este momento con un renacimiento del arte medieval, llenándose de nuevo contenido al término “gótico” separado claramente del románico.

 

El arte gótico es luz, color, elevación, expresividad y naturalismo.No solo fue la transición entre la oscuridad y recogimiento del románico y la perfección y belleza del renacimiento, sino que ostenta en sí mismo cualidades que lo convierten en  uno de los momentos más importantes desde el punto de vista artístico en Europa.

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

 

  • AzcárateRistori, J. M.ª de, Pintura gótica anterior al siglo XV; Pintura gótica del siglo XV, en Historia del arte, Ed. Anaya, 1986. ISBN 84-207-1408-9
  • Colectivo de autores. Historia y Arte. Arte Gótico. En: http://www.historiayarte.net/
  • Colectivo de autores.http://club.telepolis.com/pastranec/rt59.htm
  • Colectivo de autores. http://www.monografias.com/trabajos4/artgotico/artgotico.shtml
  • Colectivo de autores. http://www.profesorenlinea.cl/index/artegotico.html
  • Colectivo de autores. Wikipedia: \Arte\ Crisis del siglo XIV.htm En: http://wikipedia.
  • Colectivo de autores. Wikipedia: \Arte\ Técnicas de pintura\Historia de la pintura \Tabla (pintura).htm En: http://wikipedia.
  • Colectivo de autores. Wikipedia: \Arte\Técnicas de pintura\Historia de la pintura \Manuscritos.htm En: http://wikipedia.
  • Colectivo de autores. Wikipedia: \Arte\Arte gótico.htm En: http://wikipedia.
  • Colectivo de autores. Wikipedia: \Arte\Plenitud de la Edad Media.htm En: http://wikipedia.
  • Colectivo de autores. Wikipedia: \Arte\Rosetón.htm En: http://wikipedia.
  • Escrig Pallares, Félix y Pérez Valcárcel, Juan. La modernidad del gótico. Seis puntos de vista sobre la arquitectura medieval. Universidad de Sevilla. ISBN 8447208370.
  • Magro Moro, Julián Vicente; Marín Sánchez, Rafael. Servicio de Publicaciones. ed. La construcción en la Baja Edad Media. Universidad Politécnica de Valencia. ISBN 84-7721-745-9. En: http://books.google.es/books
  • Pogolotti, Marcelo, El camino del arte. Editorial Félix Varela. La Habana, 2005.
  • ValdeónBaruque, Julio y García de Cortázar, José Ángel, en Fernández Álvarez, Manuel; Avilés Fernández, Miguel y Espadas Burgos, Manuel (dirs.) (1986). Gran Historia Universal. Volumen 12: Plenitud del Medievo. Barcelona: Club Internacional del Libro. ISBN 84-7461-654-9.


[1] La fecha de nacimiento del arte románico coincide con la del inicio de la dinastía de los Capetos en Francia, en el año 987. El período realmente constructivo comienza en el año 1013.

[2] El Renacimiento apareció en el siglo XV para Italia, y en la segunda mitaddel siglo XVI en los lugares donde el gótico pervivió más tiempo. Es considerado el movimiento que permitió la transición entre la Edad Media y la Época Moderna.

[3] Esta fue edificada por el abad Suger, consejero de Luis VII de Francia. La fecha del 14 de julio de 1140, en que se inició la obra del coro de la Basílica de Saint-Denis, es considerada como el nacimiento de este estilo.

[4]Un rosetón es una ventana circular calada, dotada de vidrieras, cuya tracería se dispone generalmente de forma radial.

 

Anuncios

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s