Historias·Matanzas

Un ángel cumple cien años


Año doce, llegué yo

desde el día en que nací

por eso me encuentro aquí

dándole gracias a Dios.

Pero viví muchas cosas

más alegre y divertido,

y aunque bastante he sufrido

todavía me mantengo,

a pesar de que yo tengo

ya los cien años cumplidos.

Así me recibió un ángel que siempre, ante el paso apurado de sus vecinos del reparto Iglesias, regala un “buenos días” imposible de no contestar con el mismo cariño. Con tanta jovialidad y cortesía, parecería que miento al escribir que el 2 de octubre cumplió exactamente cien años.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Ángel Custodio Díaz Álvarez es poeta por naturaleza. El Roque, en Sabanilla, tuvo el privilegio de escuchar sus primeras composiciones. Desde entonces el punto cubano lo acompaña y no cesa de improvisar décimas con el mismo entusiasmo de la juventud.

“Yo soy guajiro”, me dice convencido. Y le creo, pues le brillan los ojos cuando rememora la cría de gallos finos, puercos y carneros. El amor a sus raíces no permite que pierda la humildad propia del campesino.

No sabe de ninguna fórmula secreta para llegar a los cien años, solo vivir y trabajar. Quizás la vitalidad proviene de sus días en la agricultura como machetero y carretero, de su participación en las milicias campesinas, o tal vez de la labor en la construcción.

Este viejecito de ojos azules, que en sus tiempos mozos debió ser todo un galán, me confiesa que “me casé dos veces y no le debo nada a nadie”. Con su primera novia tuvo tres hijos: la única niña no vive ya.

A pesar de que la audición le falla, la memoria no lo traiciona, y recuerda con orgullo cuando estrechó la mano de Fidel allá en Ácana, cerca del poblado de Cidra, cuando aquel vino a la provincia a celebrar un juicio: “¡Cómo no acordarme,  tan joven y ya era abogado!”

Angelito está feliz de haber llegado a los cien años rodeado de su familia. Le pide a Dios salud para seguir adelante, pues sabe que ánimo no le faltará. Y para despedirse, me regala una sonrisa inolvidable, de esas que brindan al obsequiado serenidad, esperanza y amistad.

 

Anuncios

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s