Historias·Internacional·Matanzas

El niño que inspiró la Batalla


Elián González, el niño que inspiró una Batalla
Elián González, el niño que inspiró una Batalla

Solo, aterrado con las peores pesadillas de un niño de cinco años. El rostro de la muerte en los ojos: su madre, devorada por el mar y a su lado, el cadáver de una anciana; temblando por el frío en el agua y en el corazón. Así encontraron al pequeño cubano Elián González el 25 de noviembre de 1999, cerca de la costa de la Florida.
“Pensamos que alguien había atado un monigote a una balsa”, indicó Sam Zianzio, pescador estadounidense que navegaba en su bote, a la emisora de televisión WFOR de Miami. “Me lancé al agua para rescatar al chico, que tiritaba.”
El 20 de noviembre lo habían sacado de Cuba, sin permiso del padre. En un bote de aluminio de 5,50 metros de eslora, 14 personas partieron de Matanzas para naufragar sus sueños en un agitado Océano Atlántico.
La mamá de Elián quería cantarle Happy Birthday, y no Feliz Cumpleaños, el 6 de diciembre. Él recién estrenaba las ilusiones de primer grado: el uniforme, la pañoleta… Sus frases más urgentes, en la recuperación inicial, eran: “cuídenme mi pupitre, cuídenme mis libros”.
Una Batalla de Ideas desató el pueblo cubano por el regreso de su pionero cardenense. Y la razón triunfó. Hoy Elián está en su Cuba, pero 15 años no bastan para borrar las huellas de la tragedia. Solo el amor ha sido medicina.

Anuncios

Un comentario sobre “El niño que inspiró la Batalla

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s