Historias

Derechos humanos, garantías de vida


Un golpe seco: el retroceso de la ametralladora golpea su rostro. No hay lágrimas; la guerra tiene prisa y hambre de sueños infantiles. Tampoco orgullo; ser un niño soldado borra memorias y alegrías.
Mece despacio sus brazos, sin acallar el llanto del bebé. Ella no conoció muñecas, solo el matrimonio forzado y la abrupción de su intimidad adolescente. Pero se siente afortunada; cumple su dócil destino de mujer.
Al otro lado del océano, 43 familias esperan, al menos, certezas en la muerte. La indignación niega el reposo mientras la violencia aceche.
En más altas latitudes, ser negro equivale a ser blanco, pero del gatillo racista. ¡Si tan solo la Historia hubiese mutado colores! Vestidas con hierro y plomo, las pieles africanas también hubieran ganado el poder.

Derechos Humanos: derecho a la vida
Derechos Humanos: derecho a la vida

La vida trasciende lo impuesto por la civilidad para devenir regalo universal. Derecho único más transferible: de la madre al hijo que labra su camino al nacer; del labrador a la tierra, que la acaricia hasta la germinación el fruto; del justiciero que perdona el pecado al asesino.
Derecho insustituible: nadie tiene la potestad para arrebatarlo, aunque el peso de las injusticias incline la balanza más cada año y las pérdidas por balas perdidas se llamen, con eufemismo, “daños colaterales”.
La preocupación por el bienestar, la dignidad y la existencia creció en la segunda mitad del pasado siglo, pues los conflictos mundiales mancharon de sangre las conciencias por largo tiempo.
El 10 de diciembre de 1948, París reunió a mandatarios y representantes de todas las culturas, para dar un paso trascendental; una firma que sustentaba la voluntad del bien: la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DH).
Dos años más tarde, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó esa fecha como el Día de los DH, con la bienvenida intención de marcar un paradigma común para todos los pueblos y naciones.
Desde su adopción, la Declaración se ha convertido en el documento más traducido del mundo, al leerse en más de 360 idiomas. No distingue entre religión, raza, género o cultura.
El texto advierte que los gobiernos tienen la obligación de respetar y honrar las garantías esenciales de una vida digna, que comprende el cultivo y ejercicio pleno de las cualidades, inteligencia, talento y espiritualidad natos; la igualdad absoluta; la libertad de acción…
A 66 años de aquel encuentro en la capital francesa, mucho queda por hacer. Para cumplir lo acordado, humildes y poderosos deben aunarse en el respeto a la justicia y el amor al prójimo.

Anuncios

Un comentario sobre “Derechos humanos, garantías de vida

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s