Curiosidades·Historias·Internacional·Matanzas

¿Llega o no llega la Wifi? (Cuba, Wifi y democracia)


El 1º de julio, cientos de matanceros esperamos ansiosos la apertura de redes wifis en el Parque de la Libertad y en el de Peñas Altas.

Con la ilusión promocional de la rebaja a 2 cuc la hora (equivalente a 2 dólares estadounidenses), muchos se apostaron desde temprano en la sede de Etecsa (Milanés y Ayuntamiento) para contratar el servicio Nauta –los que aun no lo habían hecho- y adquirir las famosas tarjeticas.

Recuerdo con ironía que alguien me preguntó por qué no pedía el último en aquella cola, sin pie ni cabeza, para concertar un contrato. Aduje que no estaba dispuesta a esperar pacientemente para obtener el habitual maltrato de los trabajadores de Etecsa, que por demás, son pocos (uno o dos) para satisfacer TODOS los servicios que brinda la mega empresa.

Lo que no confesé es que, con mi salario actual, debía trabajar una semana para pagar la conexión de Internet de una hora. Por supuesto, sin comida, transporte, aseo, ni la tecnología inteligente que necesitaría para conectarme…

Sin embargo, otros más afortunados sí pudieron abonar el importe y obtener la seductora conexión inalámbrica de un Mega bits por segundo. En la Era de la Información, la promesa de estar un paso más cerca del lema de Etecsa: “en línea con el mundo” parecía consumarse.

Pero aun desde el inicio resaltan en negativo la inestabilidad de WIFI-Etecsa, las dificultades para el logueo de los usuarios y la disminución aparente de la conectividad para otros consumidores, dígase instituciones, medios de información, etcétera, amparados también bajo la sombrilla del imperio de Etecsa, única dueña y señora del sector de las comunicaciones en Cuba.

La conectividad no es constante, lo que se traduce en poco confiable, pues un servicio pagado a ese precio debe garantizar total disponibilidad a sus usuarios. Además, aunque promete ser rápida, la alta densidad de conexiones enlentece la navegación.

Desde el 17 de diciembre, cuando se anunció el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, mediando las exigencias de ambas partes, aquí se redoblan los esfuerzos para aumentar el acceso a Internet de toda la población.

Ante el cercano 20 de julio (fecha de creación mutua de embajadas en Washington y La Habana), la historia luce un final feliz, y la esperanza de que todos los cubanos conozcan la Red de redes se traduce de boca en boca con expresiones como “poco a poco” y “todo llega”.

Si bien las intenciones son buenas, las finanzas son en blanco y negro. Urge, como deber de Etecsa, ofrecer opciones más económicas –quizás una menor velocidad de conexión a bajo costo- y más comodidades para la contratación. Recordemos que la comunicación es un derecho universal, y que solo el acceso a la información y el conocimiento nos hará libres.

Anuncios

4 comentarios sobre “¿Llega o no llega la Wifi? (Cuba, Wifi y democracia)

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s