Historias·Internacional·Matanzas

El turismo: de todos depende


El turismo: de todos depende.

Turismo desde Varadero, Cuba. Foto: KSA

El reciente anuncio del crecimiento del turismo  en mayo al 21,1 por ciento, el mayor de los últimos 15 años, destaca la importancia de ese sector para nuestra economía.

En el caso particular de nuestra provincia, posee especial significado, pues como promedio, esta actividad económica representa entre el 35 y el 40 % de los volúmenes de producciones físicas que se generan, con apenas el 10 % de la fuerza de trabajo empleada en el territorio.

Este crecimiento acompañado de un mayor incremento de los ingresos por turista, y un menor costo por peso de ingreso, impactará positivamente en el desempeño de nuestra economía.

Por lo regular, cuando hablamos de dicho sector, pensamos en el efecto multiplicador que ejerce sobre el resto, aún cuando en condiciones extremas, y por supuesto, de última instancia, funcione con rentabilidad cero, debido a los beneficios que representa para el resto de las actividades productivas de bienes y servicios que lo aseguran.

Este efecto puede ser aprovechado cuando el resto de las actividades económicas  nacionales y locales, incluyendo el propio territorio, realizan inversiones y transformaciones necesarias para contribuir a la eficiencia del gremio,  además cuando se ofrecen bienes y servicios en la cantidad, calidad y oportunidad necesarias y no se ve a este sólo como una fuente de ingresos, y al precio como la herramienta principal para el incremento de ellos.

Esta exportación en fronteras, como también se reconoce a la actividad, constituye ocasión aprovechable, sin transferirle ineficiencias ni restarle competitividad mediante incumplimientos de los planes de aseguramiento.

El turismo lo forja el país como un todo, desde su Ministerio, hasta el transeúnte que orienta al visitante en la calle, es una compleja cadena que no admite fracturas. A esto se le suman hoy cientos de trabajadores por cuenta propia, quienes contribuyen a ofrecer la marca Cuba como destino turístico.

La llamada también industria sin humo presenta un conjunto de particularidades a tener en cuenta: su carácter cíclico, heterogeneidad en cuanto a sus modalidades (desde el turismo de sol y playa hasta el agroecológico, pasando por una amplia gama en constante desarrollo), y en especial su rostro humano y por tanto cultural. El turismo es, por consiguiente, relación entre personas y sus  culturas, de donde se desprenden múltiples efectos a tener en cuenta en su desarrollo.

El aseguramiento de los recursos humanos que necesita el turismo se erige como fuerza vital en la cantidad y calidad necesarias. No olvidemos que en su contra conspira el envejecimiento de la población y el desarrollo de nuevas actividades económicas. Urge por ende atender bien, desde el interior del propio sector, al ser humano en su desempeño. El reconocimiento no admite plazos.

Por último, muchas veces se habla de nuestras ciudades, pródigas en historias por contar y mostrar, pero no se trata solamente de prepararlas para el turismo como fin, sino de dotarlas para el funcionamiento de la vida cotidiana, de tal manera que el nativo y el extranjero disfruten su estancia. De todos depende. (Por MSc Raúl Pagés Herrera, profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas)

– See more at: http://www.giron.cu/es/noticia/turismo/el-turismo-de-todos-depende#sthash.akdmOQGC.dpuf

Anuncios

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s