Historias·Matanzas

Óleo de un hombre sincero (+ fotos)


José Martí. Obra de Ernesto García Peña

De yugo y estrella fue su efímera vida. Aquel niño, que pronto entendió el dolor del pueblo que tres siglos ha sufrido cuanto de negro la opresión encierra, que tembló de pasión por los que gimen, se inició en un camino sin retorno hacia la libertad.

Martí: el hombre

Escudado en su amor a la Patria, y armado con el odio invencible a quien la oprime, olvidó sus propias penas para subir los montes altos. Cárcel, cadena y destierro; pero Cuba nos une en extranjero suelo, auras de Cuba nuestro amor desea, y el exilio solo fortaleció su alma independentista.

Martí: el patriota

Todo el que lleva luz se queda solo, y pocos pudieron comprender sus pasiones. El verso, dulce consuelo que nace alado del dolor, junto a la prosa periodística, el discurso ardiente, sus publicaciones y sus manuscritos conformaron su más íntima compañía.

Martí: el poeta

Pero el que la estrella sin temor se ciñe, ¡como que crea, crece! Y a Martí lo llamaron sabio, padre, profeta; lo escucharon en el norte y en el sur; lo encumbraron las mujeres y los hombres; le respetó el amigo y el contrario. El vivo que a vivir no tuvo miedo, aprehendió la vida para multiplicarla aun después de su muerte.

Martí: el héroe

Hizo mucho el Delegado, el Apóstol, el Héroe. Aunó voluntades y borró recelos. Preparó con su mano firme y su voz enérgica una guerra necesaria, porque cuando al paso de la cruz el hombre morir resuelve, sale a hacer bien, lo hace, y vuelve como de un baño de luz.

Martí siempre

Soñó con la paz y la dignidad plena, con la justicia y la equidad, con un mundo donde los que saben querer, los de la Edad de Oro, tuvieran zapatos y no hambre. No era utopía vana ni optimismo extremo, sino la certeza de un mejor mañana para la humanidad, de un futuro con esperanza y equilibrio.

163 eneros han pasado desde el primer llanto de José Julián, cuando el fulgor del primer amanecer juró escoltarlo hasta su fin, de cara al sol. Hoy en su losa no faltan un ramo de flores y una bandera y, en su frente marmórea, la estrella que ilumina y mata.

Kamyl: "Perfil martiano" (Técnica mixta sobre tela, 130x90 cm) 2008

Kamyl: "Martí con palmas (acrílico sobre cartulina, 100x70 cm). 2010

Kamyl: "Martí con medalla" (técnica mixta 65X52 cm) 2010

Kamyl: "Martí con flores" (tecnica mixta 97x75 cm). 2007

Anuncios

Por favor, dime qué piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s